Cómo aumentar las defensas de los niños en épocas de lluvia y frío

Estamos por terminar el año y la temporada de invierno esta por llegar, debido a que el sistema inmunológico de los niños es más débil que el de los adultos, son más vulnerables y es muy fácil que contraigan enfermedades como gripa, tos, bronquitis, entre otras. Para prevenirlas y que puedan realizar sus actividades normales podemos tornar las siguientes medidas .

 

Alimentación equilibrada

La nutrición juega un rol sumamen te importante ya que el déficit de algunos nutrientes puede intervenir de manera negativa en la respuest a del organismo de los niños a

alguna posible infección. No existe un método infalible pero sí alimentos que fortalecerán su sistema inmune como lo son los alimentos ricos en:

  • Vitamina C, la cual podemos encontrar en frutas especialmente cítricos como naranja, kiwi, limón y en algunas verduras como espinacas o brócol
  • Vitamina A, es mu y im port ante en el organismo para la respuesta inmunitaria y el cuidado de la piel, la encontramos en lácteos, huevos y vegetales naranjas como
  • Vitamina D , la mayor fuente de este nutriente es el sol, pero en alimento la encontramos por lo general en el pescado como salmón, atún y también en productos como la l Micronut riente que les ayuda a desarrollar huesos muy fuertes desde temprana edad.

Actividad física

El ejercicio físico moderado ejerce una buena influencia en el sistema inmune, si bien, la mejor manera de combatir el frío es activándonos y moviéndonos, es por eso que el jugar, distraerse, y activarse por medio del deporte o actividades físicas permite que entren en calor los más pequeños de la casa y lleven de una mejor manera los días con bajas temperaturas.

 

Abrigarlos adecuadamente

Es importante abriga rlos de la manera correcta sin caer en extremos, es decir, ni muy abrigados ni muy poco abrigados ya que esto solo será contraproducente. Existen muchas prendas calientitas para salir de casa protegidos como bufandas, gorros, guantes, depende que tan baja sea la temperatura. Cuando los niños son muy pequeños una manera de saber qué tanto hayque abriga rlos es ponerles una prenda o capa más de lo que nosotros llevemos puesto