Competividad y Competencia

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

La gran dimensión del fútbol como juego y como deporte es la competencia, en un equipo de fútbol es importante destacar que esta es únicamente con uno mismo, así que debemos desarrollar las estructuras básicas necesarias para evolucionar y adaptar nuestro potencial en términos de destrezas, habilidades, capacidades cognitivas y talentos que nos permitan desenvolver las siguientes aptitudes como lo es ser adaptable, dinámico y capaz.

A través de este análisis durante el proceso de trabajo, el jugador entra en contacto con las variables que le permitirán medirse en función de sus propias posibilidades, mejorar aquellos aspectos que debería y así incrementar sus probabilidades de participación para adaptarse a las necesidades del equipo.

Competir con uno mismo implica definir puntos de partida individuales y así durante el proceso de entrenamiento medir la evolución del jugador y sus destrezas, competimos contra nosotros mismos para estar aptos y de esta forma poder colaborar con nuestros compañeros para que más adelante el equipo se pruebe contra nuestro adversario con el objetivo de disponer de mecanismos individuales, grupales y colectivos que incrementen nuestra probabilidad de victoria.

Dicho esto, competir significa encontrar los puntos de control a trabajar para poder alcanzar el máximo rendimiento táctico y técnico posible, con los que se desarrollan las decisiones y las acciones de cada jugada, cada momento y circunstancia, aspectos en los que el entrenamiento tendrá un porcentaje de incidencia pero a la vez, la acción u omisión del adversario influirá en la probabilidad de éxito de dichos porcentajes.

Hábitos saludables para tu vida

Salud  se define como un estado de completo bienestar físico, mental y social de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud ( OMS) por lo que hablar de una vida saludable implica vivir en armonía y conseguir la mejor calidad de vida posible tomando en cuenta diferentes aspectos:

 

 

10 Valores que Todo Futbolista Debe Tener

Durante un partido de fútbol la mentalidad de los jugadores es clave en el desarrollo tanto de su entrenamiento como de un partido, las decisiones que llegan a tomar no solamente abarcan lo técnico, pues los valores juegan un papel muy importante en el proceso, para ser un futbolista completo es necesario practicar la parte técnica, táctica, física y psicológica.

Los niños se encuentran en un periodo de formación en el que absorben todo lo que sucede en su entorno, tienen la capacidad de interiorizar lo que les enseñan las figuras como sus padres, maestros o entrenadores, es indispensable enseñar esos valores y fomentar su correcta ejecución, estos son los valores que todo futbolista debe poner en práctica:

 

RESPETO

Es importante el respeto por los compañeros, el equipo, los rivales, el entrenador, el público y los árbitros.

TRABAJO EN EQUIPO

Confiando en todo y trabajando juntos se llega a mejores resultados.

DISCIPLINA

Es parte del proceso y la educación futbolística.

HUMILDAD

Necesaria al convivir para aceptar los errores, las victorias y los fracasos.

RESPONSABILIDAD Y COMPROMISO

Asumir responsabilidades como parte de un equipo y siempre estar comprometido con el mismo.

ORDEN E HIGIENE

Esencial para los niños, se fomenta a través del uso de uniforme limpio y una estructura de orden.

PASIÓN

Para dar siempre lo mejor en cada entrenamiento, juego y partido.

FRACASO

Reconocer la derrota de la mejor manera y verlo como aprendizaje.

“A veces de gana y otras veces se aprende”

SANA COMPETENCIA

Siempre conducirse con honestidad, respeto y juego limpio.

Inteligencia Emocional en la Cancha

Actualmente se rinde un considerable culto al cuerpo y al aspecto físico, se le dedica mucho a la ropa deportiva, suplementos alimenticios, dietas. productos de belleza, clubes deportivos, etc. pero muchas veces no se toma en cuenta otro aspecto sumamente importante y clave en los deportistas sea cual sea la disciplina y es su estado psicológico. Éste incide directamente en sus resultados y en la consecución de los objetivos deportivos, hablando tanto de un nivel profesional como uno amateur. Por lo tanto, no podemos olvidar la importancia de la salud psicológica si queremos conseguir un buen rendimiento y mejores resultados.

La inteligencia emocional aplicada al deporte se basa en la capacidad de identificar, comprender y manejar tus propias emociones. Es decir, ser consciente y tener herramientas para poder manejarte emocionalmente, en función de la situación en la que te encuentres tú, tu equipo, tus rivales e incluso la afición.

Ayuda a poder decidir en qué emoción colocarnos y permitir sentirla, para conseguir gracias a ella, el mejor resultado ya que no es lo mismo fallar en un partido a fallar aceptando el error y aprendiendo de ellos. También nos informa del estado emocional del equipo y nos da información muy importante de cómo enfocar y reconducir las situaciones que vivimos durante un partido o entrenamiento, así que a la hora del entrenamiento y partidos no olvidemos nuestra inteligencia emocional.

  • 1
  • 2